martes. 17.05.2022 |
El tiempo

Asocian la alta frecuencia cardiaca con una vida más larga en epilépticos

Asocian la alta frecuencia cardiaca con una vida más larga en epilépticos

Un estudio ha demostrado la asociación de la reducción de la potencia de baja frecuencia (low-frequency power, LFP por sus siglas en inglés) a corto plazo con la muerte súbita inesperada en casos de epilepsia (Sudep). El aumento de la misma, la potencia de alta frecuencia (high frequency power, HFP por sus siglas en inglés), se vincula con una supervivencia más prolongada y puede ser cardioprotector en casos de Sudep. 

La investigación, publicada en la revista Neurology, concluye que la cuantificación de la variabilidad de la frecuencia cardiaca (VFC) puede ayudar a estratificar el riesgo individual de Sudep


Este estudio internacional, multicéntrico, retrospectivo y anidado de casos y controles ha examinado a pacientes ingresados para monitoreo con video-EEG (VEM) entre el 1 de enero de 2003 y el 31 de diciembre de 2014, y posteriormente murieron de Sudep. Los componentes del dominio del tiempo y de la frecuencia se extrajeron de los registros de electrocardiograma (ECG) interictal de cinco minutos durante el sueño y la vigilia de los casos y controles de los enfermos. 

En cuanto a los resultados, la investigación ha identificado 31 casos de Sudep y 56 controles. En este sentido, la LFP durante la vigilia fue menor en los primeros que en los segundos. Cabe subrayar que hubo una correlación negativa entre la LFP, con una reducción incremental del 1 por ciento, y la latencia a la Sudep.

El aumento de la duración de la supervivencia de VEM a Sudep se asoció con una HFP. Por otro lado, el modelo de supervivencia con LFP normalizada se asoció a los casos de muerte súbita inesperada en epilépticos, aumentando de forma no significativa con la adición de HFP normalizada.

Los investigadores resaltan que el objetivo de su estudio ha sido el de comparar la VFC en casos de muerte súbita inesperada en casos de epilepsia y controles de epilepsia vivos.

 
Comentarios