sábado. 01.10.2022 |
El tiempo

.

Médicos emplean método para estimular la recuperación tras accidente cerebrovascular

Médicos emplean método para estimular la recuperación tras accidente cerebrovascular

CIUDAD DE MEXICO, MX/ NOTIPRESS.- En México se registran aproximadamente cerca de 170 mil infartos cerebrales al año; además, es el país número 1 en decesos por infarto cerebral. Esto según datos proporcionados por el Hospital Houston Methodist y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) a NotiPress.

A pesar de la cifra, más de la mitad de quienes sobreviven al infarto cerebral quedan con alguna discapacidad y un tercio de ellos necesita ayuda de cuidadores para realizar sus actividades diarias. Los accidentes cerebrovasculares ocurren cuando un vaso sanguíneo el cual transporta oxígeno y nutrientes al cerebro es bloqueado por un coágulo o estalla.

El flujo de sangre deficiente provoca la muerte celular, además es una de las principales causas de discapacidad grave a largo plazo, principalmente por parálisis y dificultades de control motor. Un ensayo clínico del Houston Methodist señaló que después de haber sufrido un accidente cerebrovascular, la estimulación eléctrica leve del cerebro es segura y factible en los primeros días.

De acuerdo con los resultados del ensayo anunciados en la Academia Estadounidense de Neurología representa uno de los primeros intentos de utilizar la estimulación transcraneal con corriente continua. El tDCS o estimulación transcraneal con corriente continua es una parte crucial durante la fase temprana, después de un accidente cerebrovascular, cuando la recuperación suele ser más rápida.

Timea Hodics, neuróloga del Hospital Houston Methodist y primera autora del estudio informó que con la tDCS planean averiguar si hay ventajas con su intervención. "Estamos analizando si es efectivo utilizar este método para aplicarlo en una fase temprana, donde realmente puede marcar la diferencia", compartió la especialista con NotiPress.

Según la doctora, la investigación anterior con tDCS en pacientes con accidentes cerebrovasculares se centró en el uso de la tecnología en el periodo posterior a la estabilización. Luego de ello, el paciente y la cronicidad de los síntomas pudieron estabilizarse en un punto sin riesgos, pero su potencial puede estar en emplearlo en una etapa temprana.

Tras presentar los hallazgos del nuevo ensayo, los especialistas detallaron que los trabajos con el tDCS pueden incrementar las posibilidades de recuperar la movilidad motora de las extremidades superiores. Asimismo, los participantes quienes recibieron el tratamiento real mejoraron significativamente, pero también lo hicieron los que recibieron la terapia simulada.

Ahora los especialistas del Hospital Houston Methodist están enfocados en la recuperación de pacientes quienes hayan sufrido un accidente cerebrovascular, la quinta causa de muerte en Estados Unidos.

Comentarios