lunes. 17.01.2022 |
El tiempo

.

Miocarditis por covid: a los 30 días del contagio, también en asintomáticos

Miocarditis por covid: a los 30 días del contagio, también en asintomáticos

El contagio de coronavirus está asociado a un mayor riesgo de provocar manifestaciones cardiovasculares agudas tardías, como la miocarditis, en un promedio de 30 días tras la infección. 

Mientras, que en el caso de experimentar Covid-19 permanente se puede llegar a generar una enfermedad debilitante con un cuadro clínico heterogéneo.

Son las conclusiones que muestra este estudio de doble cohorte publicado en Medrxiv busca determinar en qué medida hay riesgo de presentar enfermedades cardiovasculares tras haber superado el Covid-19, independientemente de si se han presentado síntomas o se ha pasado la enfermedad de forma asintomática. A su vez, también han buscado analizar en qué medida aumenta la posibilidad de morir tras el contagio.


El motivo del desarrollo de este metanálisis es comprender cómo cuidar los síntomas agudos y complicaciones peristentes o no tras la infección, también reconocer el riesgo cardiovascular futuro y mitigar dicho riesgo con las medidas preventivas y de detección adecuadas. De hecho, un reciente estudio señala que el 30 por ciento de los médicos que padecieron covid sufren miocarditis y pericarditis.

"Este hallazgo resalta la importancia de la prevención ante el Covid-19 y sugiere que podría ser necesario un seguimiento cuidadoso para cualquier paciente que haya experimentado una infección por SARS-CoV-2, ya sea sintomática o asintomática, para llevar a cabo una monitorización de eventos cardiovasculares tardíos", apuntan en el documento de la investigación.

Fallecimiento por miocarditis tras positivo Covid-19

"En este estudio retrospectivo de doble cohorte, después de un ajuste riguroso de las características demográficas y socioeconómicas, los motivos de las pruebas de COVID-19, los síntomas agudos de COVID-19, los antecedentes médicos, los factores de riesgo de COVID-19 y las enfermedades cardiovasculares, y el uso de medicamentos, encontramos que la infección por SARS-CoV-2 sintomática o asintomática se asoció con un mayor riesgo de resultados cardiovasculares tardíos, que ocurrieron al menos 30 días (en promedio 10 meses) después de la infección por SARS-CoV-2", argumentan en el texto. Así, la infección por SARS-CoV-2 se asoció con un aumento sustancial en el riesgo de hospitalización o muerte por miocarditis, pericarditis y arritmia cardíaca.

"El mecanismo distintivo de la infección por SARS-CoV-2 incluye la regulación a la baja de la ECA2, lo que disminuye la función protectora y antiinflamatoria de la ECA2 y, por lo tanto, facilita la lesión miocárdica y la fibrosis como secuelas a largo plazo del virus", detallan. Los datos disponibles en el estudio indican una afectación histopatológica modesta del corazón y, en su mayoría, hallazgos inespecíficos de aterosclerosis coronaria e hipertrofia ventricular izquierda. También se ha observado el desarrollo de la trombosis vascular pulmonar, una complicación frecuente de la neumonía por Covid-19.

"Es importante destacar que demostramos el efecto de la infección por Covid-19 sobre los eventos cardiovasculares, independientemente de los síntomas iniciales de la enfermedad que se presenten", añaden. A su vez, muestran el efecto causal de la infección por SARS-CoV-2 sintomática o asintomática sobre la muerte por todas las causas que se produjo durante el período posagudo o tardío de coronavirus. 

Comentarios