sábado. 10.12.2022 |
El tiempo

SIBO: ¿Qué es y lo tienes?

SIBO: ¿Qué es y lo tienes?

Aquí hay 6 cosas que necesita saber sobre esta afección intestinal que pasa desapercibida y cómo se puede tratar.


DSZGFDHZFHDFDFDFGDtgtuy5445

Por Ryan Warren, M.S., RDN, CDN


Aquí hay 6 cosas que necesita saber sobre esta afección intestinal que pasa desapercibida y cómo se puede tratar.


El dolor abdominal, gases, distensión abdominal, náuseas, estreñimiento, diarrea: todos estos son síntomas del síndrome del intestino irritable (SII), pero también pueden ser síntomas de una afección poco conocida llamada sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO). Si bien muchos conocen el síndrome del intestino irritable, una afección que afecta de 25 a 45 millones de personas en los EE. UU., SIBO puede ser el culpable oculto detrás de sus problemas estomacales. Entonces, ¿qué es SIBO y cómo se trata?


La Dra. Ryan Warren, es nutricionista dietista registrada en el Centro Jill Roberts de Enfermedad Inflamatoria Intestinal en Weill Cornell Medicine y NewYork-Presbyterian / Weill Cornell Medical Center, y nos  explica esta afección gastrointestinal que puede ser más común de lo que cree.


¿Qué es SIBO?


SIBO es un desequilibrio en el intestino cuando el intestino delgado experimenta un crecimiento excesivo de bacterias que generalmente residen en el intestino grueso. En pocas palabras, hay demasiadas bacterias intestinales en la ubicación incorrecta. Puede tener SIBO sin tener IBS, y algunos expertos creen que SIBO es la causa de muchos síntomas de IBS. Puede ser un desafío notar la diferencia, por lo que un diagnóstico de SIBO a menudo se establece después de un estudio definitivo, como una prueba de hidrógeno en el aliento.


¿Cuáles son los síntomas de SIBO?


Los síntomas varían, pero pueden incluir la producción de gas que puede causar aumento de la flatulencia, distensión abdominal, calambres / dolor abdominal y movimientos intestinales irregulares (ya sea diarrea o estreñimiento). También puede producirse un aumento de los eructos después de una comida. Algunas personas pueden desarrollar síntomas como fatiga, confusión mental, dolores de cabeza e incluso erupciones cutáneas.


SIBO puede interferir con la digestión normal y la absorción de nutrientes, más comúnmente, vitamina B12 y, en algunos casos, hierro, y puede ser un factor desencadenante del "intestino permeable", que ocurre con el daño del revestimiento intestinal con el tiempo. Esto puede predisponer a las personas a desarrollar sensibilidad a los alimentos, alergias y una respuesta inmunitaria hiperactiva, que causa inflamación.


¿Es potencialmente mortal?


No, SIBO generalmente no pone en peligro la vida. En casos muy graves, la desnutrición puede ser un problema importante que requiere una atención seria, pero la mayoría de las veces causa síntomas muy frustrantes, incómodos y, a veces, dolorosos.


¿Qué causa el SIBO?


Hay muchas causas potenciales y factores desencadenantes. En algunos casos, es una combinación de factores que hacen que ciertas personas sean más susceptibles. Uno de ellos es el nivel bajo de ácido del estómago (por ejemplo, si ha estado tomando medicamentos supresores de ácido durante un período prolongado). La producción normal de ácido en el estómago actúa como un mecanismo de defensa contra el crecimiento excesivo de bacterias. Otras anomalías como la motilidad lenta, que es la contracción de los músculos para mezclar e impulsar el contenido en el tracto gastrointestinal (GI), afecciones como la diverticulosis y la cirugía abdominal previa también son factores de riesgo, al igual que el uso frecuente de antibióticos que interfieren con el equilibrio intestinal de bacterias saludables.


Otras afecciones gastrointestinales, como la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y la enfermedad celíaca, pueden hacer que los pacientes sean más propensos a desarrollar SIBO. Los altos niveles de estrés y una mala alimentación a largo plazo también están relacionados con la predisposición a SIBO debido al efecto que tienen sobre las bacterias intestinales.


¿Cómo se puede tratar?


Las muchas opciones de tratamiento van desde antibióticos hasta antimicrobianos herbales alternativos y opciones de tratamiento dietético. Hable con su médico o con un dietista registrado sobre el curso de tratamiento que recomiendan para su caso individual.


¿Qué puede hacer para prevenir el SIBO?


Por lo general, les digo a mis pacientes que sigan una dieta saludable, variada y de alimentos integrales que ayude a cultivar un microbiota intestinal saludable. Evite la comida chatarra procesada, los aditivos innecesarios y el exceso de azúcares agregados. El manejo del estrés también es clave. En algunos casos, un suplemento probiótico puede ser útil para el mantenimiento a largo plazo. Trate de mantenerse alejado de las terapias supresoras de ácido a largo plazo, a menos que sea médicamente necesario.


No existe una dieta para "defenderse" del SIBO, per se, pero ajustar los tipos de carbohidratos (de los que a las bacterias les encanta alimentarse) que comemos puede ayudar a minimizar los síntomas. Por ejemplo, podría probar una dieta baja en FODMAP. Sin embargo, esto por sí solo no es un enfoque de tratamiento único.


Se necesita más investigación para comprender la complejidad de esta condición, pero se están logrando avances. Lo más importante es tratar a los pacientes con un enfoque individualizado y personalizado.


Ryan Warren, MS, RDN, CDN, nutricionista dietista registrado en el Centro Jill Roberts de Enfermedad Inflamatoria Intestinal en Weill Cornell Medicine y NewYork-Presbyterian / Weill Cornell Medical Center, se especializa en brindar educación y asesoramiento nutricional basados en la evidencia y la práctica para pacientes con una variedad de afecciones gastrointestinales complejas, incluida la enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, SII, SIBO, diverticulosis, diverticulitis, estreñimiento, diarrea y enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

3382380


Para más información, favor contactar a la Sra. Nancy Velazquez, Embajadora de New York Presbyterian Hospital para la Republica Dominicana. Nav9013@nyp.org, 829-764-1160

Comentarios
Lo más