martes. 07.12.2021 |
El tiempo

.

Un nuevo hallazgo apunta a que el Covid-19 puede 'autodestruirse'

Un nuevo hallazgo apunta a que el Covid-19 puede 'autodestruirse'

Un nuevo estudio internacional pone de manifiesto que la actividad enzimática de la exoribonucleasa nsp14-ExoN, que forma parte del coronavirus Covid-19, es fundamental para la replicación del virus, por lo que, si se considera el desarrollo de medicamentos que tienen como objetivo terapéutico esta exoribonucleasa, el virus podría inactivarse y 'autodestruirse'.

El covid es un virus de ARN que tiene, en su conjunto de herramientas enzimáticas, una exorribonucleasa "correctora" llamada nsp14-ExoN, que puede corregir los errores en la secuencia de ARN que se producen durante la replicación, cuando se generan copias del virus.

En contraste con lo que se observó para otros dos betacoronavirus, MHV y SARS-CoV, el estudio de la exoribonucleasa nsp14-ExoN revela que su inactivación afecta severamente la replicación de Mers-CoV. Y, en el Covid-19, los investigadores han descubierto que desempeña un papel más directo y fundamental en la síntesis de ARN y su replicación, por lo que defienden que debe ser el objetivo para el desarrollo de nuevos fármacos antivirales.

Y es que el Sars-CoV-2 codifica esta exorribonucleasa, que se ha descubierto que su actividad de corrección contribuye al mantenimiento de la integridad y estabilidad del virus. La exonucleasa viral comparte propiedades bioquímicas y estructurales con las exonucleasas celulares tipo DnaQ, lo que sugiere viene de un coronavirus ancestral.

¿Por qué el Covid-19 es resistente a algunos antivirales?

Las superposiciones estructurales de la exonucleasa viral con sus homólogas celulares han mostrado un elevado grado de conservación. En consecuencia, los mecanismos de inhibición dirigidos al núcleo catalítico pueden bloquear tanto las exonucleasas celulares como las virales. Así, el estudio sugiere que los inhibidores de la exonucleasa del covid pueden tener actividad antiviral.

Estudios anteriores han demostrado que los coronavirus son resistentes a muchos fármacos antivirales nucleósidos, que actúan introduciendo errores en el código genético viral para bloquear la replicación. El corrector de los coronavirus corrige los errores para que la replicación pueda continuar.

Sólo unos pocos fármacos son capaces de eludir el corrector. Entre ellos se encuentran un fármaco aprobado, el remdesivir de Gilead, y el molnupiravir de MSD.

Comentarios
Lo más