sábado. 02.07.2022 |
El tiempo

Las apps para pacientes, ¿una contribución clave a la salud?

Las apps para pacientes, ¿una contribución clave a la salud?

HAMBURGO, ALEMANIA / AGENCIA DPA.-Hacer un ocho sobre la pantalla del teléfono móvil u ordenar rápidamente signos y números parece un juego divertido, pero en realidad la aplicación Floodlight de la farmecéutica suiza Roche tiene como fin suministrar información a los investigadores, y nada más ni nada menos que datos de pacientes con esclerosis múltiple.


Las apps para pacien 64918143

Los dispositivos electrónicos son cada vez más usados para almacenar datos sobre pacientes. Foto: Christoph Soeder/dpa-Zentralbild/dpa Crédito: Christoph Soeder/dpa-Zentralbild/dpa


Por Christiane Oelrich (dpa)


HAMBURGO, ALEMANIA / AGENCIA DPA.-Hacer un ocho sobre la pantalla del teléfono móvil u ordenar rápidamente signos y números parece un juego divertido, pero en realidad la aplicación Floodlight de la farmecéutica suiza Roche tiene como fin suministrar información a los investigadores, y nada más ni nada menos que datos de pacientes con esclerosis múltiple.


La app calcula los pasos y el ritmo al caminar y los pacientes cargan además informaciones acerca de su estado en general. Si bien por ahora sólo forma parte de los estudios clínicos, la idea es que esto cambie.


Los datos sobre pacientes son el nuevo oro para la industria farmacéutica. "Son el principal motor de los cambios e innovaciones en la industria farmacéutica de los próximos años", comenta el presidente de Roche, Christoph Franz.


La industria farmacéutica apela cada vez más a la medicina personalizada o de precisión. Por un lado, se trata de asuntos como la millonaria terapia genética para bebés con enfermedades terminales de la compañía farmacéutica Novartis. O de la terapia genética Kymriah contra la leucemia agresiva. Los medicamentos son elaborados pensando en cada paciente en particular. 


Esto también incluye una novedad que revolucionará el tratamiento de todos los enfermos. En caso de hipertensión arterial, se tomará el remedio A; en caso de insuficiencia cardíaca, el remedio B. Pronto formará parte del pasado que los pacientes con las mismas enfermedades tomen las mismas píldoras. Para eso, la industria farmacéutica necesita enormes cantidades de datos de los pacientes.


Estos provendrán de estudios, aplicaciones y de los consultorios médicos. Por su parte, los médicos almacenan cada vez más información en su ordenador en lugar de en la tradicional ficha de papel. "Es probable que en los próximos años registremos una explosión de datos", observa Anne-Marie Martin, directora de medicina de precisión de Novartis.


La lista incluye diagnósticos, imágenes de rayos X y resonancias magnéticas, análisis de laboratorio, estudios y también la vieja y buena charla con el médico, simplemente todo lo que se sabe acerca de la salud de cada persona.


El análisis de grandes volúmenes de datos puede revelar conexiones antes desconocidas. Ciertas características genéticas o celulares, pero también la edad, el peso, las enfermedades previas, otros medicamentos, el lugar de residencia, el origen étnico o la hora en que se toma un remedio pueden influir en que éste sea eficaz o no.


¿Pero qué ocurre en cuanto a la protección de datos? Los pacientes temen que, por ejemplo, el día de mañana el seguro de salud les cobre un adicional por riesgo extra en caso de que se detecte diabetes en sus datos genéticos.


Otros temen la introducción obligatoria del historial médico electrónico que ya se prevé en algunos países, en Alemania esto ocurrirá el 1 de enero de 2021. El temor es que los consultorios médicos no estén lo suficientemente protegidos contra los ataques de los hackers, se ofrecen hasta 2.000 euros (2.231 dólares) por tener acceso a información sobre pacientes. 


Las empresas farmacéuticas argumentan que se trata de datos anónimos, de modo que los pacientes no puedan ser identificados. En tanto, los expertos en seguridad informática, protección de datos, inteligencia artificial y medicina están trabajando por encargo del Ministerio alemán de Investigación en normas para el procesamiento seguro de los datos médicos. 


"Si se analizan estos datos se pueden ofrecer tratamientos adaptados a cada paciente", destaca el portavoz de Roche, Daniel Grotzky.


Martin, de Novartis, indica: "Por un lado podemos observar en qué pacientes el tratamiento es especialmente efectivo, y por el otro los datos alimentan el motor de los descubrimientos". Martin añade que esto permitiría desarrollar nuevos medicamentos para los que no responden a las terapias convencionales.


En oncología ya es una práctica frecuente determinar los receptores celulares y, dependiendo del resultado, tratar de manera diferente a dos mujeres con cáncer de mama. Martin acota que también se esperan grandes progresos en las enfermedades del sistema nervioso central como la esclerosis múltiple.


Para la investigación del Alzheimer, Roche desarrolló una prueba capaz de medir una proteína que podría ser responsable de la muerte de las células nerviosas.


Si la sustancia se puede medir de forma fiable y existe en algún momento un medicamento para el Alzheimer, los pacientes podrían ser tratados antes de que presenten los primeros síntomas.


La empresa también está probando implantes del tamaño de un grano de arroz que se podrían colocar en pacientes con enfermedades de la retina que pueden llevar a la ceguera. Se está estudiando si, de esta forma, la dosis individual y óptima del compomente activo puede brindar mejores resultados con los pacientes.


Datos, datos y más datos: Novartis ya está almacenando información de sus pacientes de ensayos clínicos en un banco de datos para poder analizar de forma digital la información sobre más de dos millones de pacientes.


Roche compró además la empresa estadounidense Flatiron Health, especializada en datos de pacientes con cáncer, y Foundation Medicine, que crea perfiles genéticos.


La medicina personalizada es considerada una ventaja para todos los implicados. Los pacientes se benefician porque son tratados eficazmente con mayor rapidez. Las compañías de seguros de salud ahorran dinero porque evitan que los enfermos sean sometidos innecesariamente a pruebas con medicamentos costosos que no les sirven. Y las compañías farmacéuticas pueden negociar mejores precios si sus medicamentos son más efectivos.


"Si se puede demostrar el éxito del tratamiento de un paciente, el valor del reembolso por parte de la autoridad sanitaria también queda más claro", señala el portavoz de Roche Grotzky.


Finlandia es considerada uno de los países modelo en el uso de datos sobre la salud. Allí se recaban informaciones de los pacientes de manera electrónica desde hace años. El proyecto "FinnGen" está intentando decodificar el genoma de medio millón de finlandeses con el fin de encontrar alivio para todo tipo de enfermedades.

dpa

Comentarios