jueves. 23.09.2021 |
El tiempo

Es aconsejable revisar, entre otras cosas, las condiciones pactadas con el banco

Una vez aprobado su préstamo, ¿qué debe tomar en cuenta?

Una vez aprobado su préstamo, ¿qué debe tomar en cuenta?

Muchas personas han experimentado la emoción que supone escuchar del banco o cooperativa que su préstamo solicitado le fue aprobado. Cuando esto sucede, hay que tomárselo con calma. Que la euforia inicial no les nuble el discernimiento.

En esta etapa usted debe tener mucho cuidado con los impulsos, y por tal motivo, se le recomienda lo siguiente:

1. Lea cuidadosamente todo lo que le den a firmar: Esto es clave. Muchas veces por el deseo de que nos realicen el desembolso y las prisas firmamos sin leer todos los papeles que nos dan, lo cual luego puede convertirse en un dolor de cabeza. Tómese su tiempo y lea todos los documentos con calma. Mientras más pequeña sea la letra, más atención hay que poner. Es su derecho preguntar lo que no entienda o por lo que no se sienta seguro.

2. Verifique las condiciones pactadas: En este momento es importante verificar, antes de firmar cualquier contrato de préstamo, si las condiciones negociadas están según lo acordado. Confirme la tasa acordada, el plazo del préstamo, los descuentos administrativos y de ley, así como cualquier otra condición especial que haya sido acordada en el proceso de negociación.

3. Solicite su plan de pagos: Una buena idea es solicitar que le impriman o le remitan la tabla de amortización de su préstamo la cual le servirá como herramienta para monitorear su préstamo y observar en cada pago de cuota si está cumpliendo con las condiciones pactadas.

4. Tome los datos de su oficial: Cuando haya ya firmado todo y se haya realizado el desembolso tome los datos de su oficial. Es muy importante tener a la mano la extensión, número de celular y el correo electrónico de su oficial de negocios. Esto le va a permitir comunicarse inmediatamente con un personal competente de la entidad financiera en caso de alguna situación inesperada.

5. Sea puntual en los pagos: Una vez desembolsado el crédito, usted tiene el deber de honrar el compromiso siendo puntual en el pago de sus cuotas. No se complique la vida, no se meta en otros compromisos improductivos. Sea austero, administre los gastos del hogar por medio de un presupuesto y no incurra en gastos superfluos.

6. Involúcrese y dé seguimiento: Una buena gestión de sus finanzas incluye dar seguimiento a su préstamo. Esté atento a cualquier cambio en las tasas de interés de referencia y/o en las condiciones del mercado. No deje el pago de las cuotas a otras personas y mucho menos, un error garrafal, tome el préstamo para beneficiar a un tercero.

7. Diseñe un plan de contingencia: Mientras más a largo plazo sea su préstamo, más trascendental será la conformación de un plan de emergencia. Los imprevistos siempre ocurren y usted debe estar preparado. Una idea saludable es tener un plan alterno, como mantener un fondo especial para cubrir cuotas cuando su flujo de efectivo habitual sea afectado negativamente o se reduzca por alguna razón inesperada.

8. Informe a su pareja: Si está casado o tiene una pareja, no se antoja una buena idea ocultarle la existencia de un préstamo. Las finanzas del hogar es un trabajo en equipo, y si hay un compromiso financiero, todos deben aportar para mantener un presupuesto saludable con el propósito de no incurrir en excesos que pongan en peligro el repago de la facilidad.

9. Sea sincero en caso de dificultades: En la vida siempre habrá momentos de tribulación. Si su fuente de ingresos desapareció, ya sea porque fue cancelado del trabajo o porque su negocio sufrió algún siniestro o peor aún tuvo que cerrar sus puertas, y por tal motivo no puede seguir pagando el crédito, lo más recomendable es ser sincero y poner al tanto a la entidad financiera de lo sucedido. No trate de resolver el problema por su cuenta, la desesperación no es buena consejera. La mayoría de las entidades financieras son abiertas cuando un cliente obra de buena fe en estos casos. Pida una reunión con las altas instancias del banco o de su cooperativa para entre las partes buscar posibles soluciones a la situación.

10. Realiza pagos extras al capital: En la medida de lo posible, es una buena idea hacer abonos periódicos al capital del préstamo. Esto le permitirá reducir el plazo y si es de largo plazo puede llegar a reducir la carga financiera.

Una vez honrado el compromiso, pide una carta de saldo, por si caso manténgase al tanto de su historial de crédito y siempre mantenga el contacto con su entidad.

Comentarios