jueves. 23.09.2021 |
El tiempo

Religión

El médico, otra víctima de “las tres causales”

No hay duda, la embriología, la física y la genética han acabado con toda la discusión filosófico-teológica de cuándo empieza la vida humana. Los premios Nobel: Watson, Crick, Kornberg y Severo Ochoa, con el descubrimiento de la estructura y síntesis del DNA, han dejado claro, desde el punto de vista científico, que cada vida humana comienza con la fusión del espermatozoide y del óvulo, y que el nuevo DNA codifica, desde el mismo principio del periodo embrionario, a un ser humano completo. Luego, los microscopios electrónicos más modernos, nos confirman visualmente estos aspectos de la grandiosidad de la vida intrauterina que jamás habrí­amos podido captar con nuestros propios ojos.